Archivo de la etiqueta: Triste

De amor y de sombra

De amor y de sombra

De amor y de sombra – (Isabel Allende)

Esta es la historia de una mujer y un hombre que se amaron en plenitud, salvándose así de una existencia vulgar. La he llevado a la memoria cuidándola para que el tiempo no la desgaste y es sólo ahora, en las noches calladas de este lugar, cuando puedo finalmente contarla. Lo haré por ellos y por otros que me confiaron sus vidas diciendo: toma, escribe, para que no lo borre el viento.”

El amor es la vitalidad del lado luminoso de la vida, el inmenso potencial generoso del hombre, su torrente de solidaridad, de coraje, de ansias de un mundo más justo. La sombra es la parte siniestra de la realidad, la guerra, la represión brutal, las dictaduras, el hambre, la miseria…

Así explica Isabel Allende, en el prólogo, los sentimientos y el fondo en que se mueven los personajes de esta novela, ambientada en “algún lugar” de la América Latina.

Irene y Francisco, viven en la parte iluminada de la vida, al margen de las tragedias, hasta que, de pronto, la violencia irrumpe en su historia de amor. Y los jóvenes entran de lleno en el mundo de las sombras donde campan por sus respetos el odio, la crueldad y la muerte. Un mundo tenebroso, cuya injusticia inhumana contribuirán a combatir con sacrificio y heroísmo.

De amor y de sombras es una historia terrible, pero también poética. Una obra en la que lo real se ve embellecido por lo imaginario y la calidad literaria da más vida a la autenticidad del documento. Una historia que, a pesar de todo, no renuncia a la esperanza…

Trainspotting

Trainspotting

Trainspotting – (Irvine Welsh)

Un grupo de jóvenes heroinómanos cuentan a breves trazos su particular visión de la vida en el barrio de Leith, en la capital europea del Sida que fue el Edimburgo de los ochenta. Un escenario enfermizo y moribundo en el que un puñado de anti-héroes contemplan con repugnancia el presente mientras, un día si y otro también, pululan a la búsqueda de sexo, cerveza, pelea o heroína…

Trainspotting 2

Muy pocas veces alguien se atrevió a recomendar tan fervientemente una novela. “Merece vender más ejemplares que la Biblia“, afirmó Rebel Inc, una insolente revista literaria escocesa. De inmediato celebrada por los críticos más estrictos pero leída también por aquellos que raramente se acercan a los libros, “Trainspotting” se convirtió en uno de los acontecimientos literarios  —y también extraliterarios—  de la última década. Fue rápidamente adaptada al teatro y luego llevada a la pantalla por Danny Boyle, uno de los los jóvenes prodigio inglés.

Sus protagonistas son un grupo de jóvenes desesperadamente realistas  —ni se les ocurre pensar en el futuro: saben que nada o casi nada va a cambiar–,  habitantes del otro Edimburgo, el que no aparece en los famosos festivales, capital europea del Sida y paraíso de la desocupación, la miseria y la prostitución, embarcados en una peripecia vital cuyo combustible es la droga, “el elixir que les da la vida, y se la quita“.

Welsh escribe en el áspero, colorido, vigoroso lenguaje de las calles. Y entre pico y pico, entre borracheras y futbol, sexo y Rock and Roll, la negra picaresca, la épica astrosa de los que nacieron en el lado oscuro y duro de la vida, de los que no tienen otra salida que escapar, o amortiguar el dolor de existir con lo primero que caiga en sus manos.

Una novela que es el equivalente literario de una bomba de hidrógeno

La novela fundamental de un escritor fundamental. Irvine Welsh, un maestro del lenguaje popular, con un estilo de boxeador sin guantes, ataca con ferocidad el cuerpo de nuestra sociedad. Tristísima, pero también de un ingenio perverso, nos conduce en una gira infernal por los guetos psíquicos donde se refugian los drogotas, los borrachos, los desesperados y los perdedores… Una novela terrible, pero al mismo tiempo arrebatadora

La Ciudad de la Alegría

La ciudad de la alegria

La Ciudad de la Alegría – (Dominique Lapierre)

Un sacerdote francés, un joven médico norteamericano, una enfermera de Assam y un ex campesino indio que se gana la vida tirando de un rickhaw se encuentran un día bajo las cataratas del monzón y se instalan en el alucinante decorado de un barrio de Calcuta para cuidar, ayudar, salvar. Condenados a ser héroes, pelearán, lucharán, vencerán. En medio de las inundaciones, las ratas, los escorpiones, los eunucos, los dioses, las fiestas y las setenta mil “luces del mundo” que pueblan la Ciudad de la Alegría. Su epopeya es un canto de amor, un himno a la vida, una lección de ternura y de esperanza para todas las personas de nuestro tiempo.

Un tranvía en SP

Un tranvia en sp

Un tranvía en SP – (Unai Elorriaga)

Cuando Lucas era joven, su amigo Tomás conducía un tranvía y su hermano Ángel poseía una carpintería que siempre tenía las puertas abiertas. Después de hacerle un hermoso bastón, su hermano Ángel murió, y también Tomás y todos sus amigos. Ahora ya no quedan tranvías ni carpinterías con las puertas abiertas, pero Lucas le quedan los sueños, los recuerdos, y las fotos de las montañas más altas del mundo…

Lucas sueña con ocho miles. Hay catorce en todo el mundo, catorce montañas de más de ocho mil metros, con nombres que llenan la boca al decirlos: El Anapurna, el Nanga Parbat, el Mansalu o el Sisha Pangma. A Lucas le gusta sobre todo el Sisha Pangma. Quizá lo subiría, tal vez, si Rosa estuviera todavía aquí, si pudiera subirse con ella al tranvía y observar su perfil y poner la mano en su falda o su rodilla. Quizá si su amigo Tomás condujera el tranvía y los llevara a la cima.

Pero como Rosa ya no está, ni Tomás, ni su hermano Ángel ni todos los demás, Lucas se conforma con fotos de ocho miles, como la que le compra su hermana María cuando va a buscarlo al Hospital. María le dice que le dará la revista cuando lleguen a casa, sólo entonces…

En casa está Marcos, un chico que toca la guitarra en las esquinas y lee demasiado. Que no quiere molestarles, que creía que la casa estaba vacía, que ya se marcha. Pero a Lucas y a María no les importa: le dicen que se quede en la habitación de Ángel, que hace mucho que está vacía. Y Marcos se queda, y vive con Lucas sus últimos días, sus sueños de subir a las montañas que sólo ha visto en fotos, sus monólogos con la polilla Don Rodrigo, sus conversaciones con los amigos que ya no están pero que tienen todavía 20 años, sus besos con Rosa que hace 17 años que tampoco está pero como si estuviera, porque sólo con Rosa valía la pena hacer las cosas, como subir al Sisha Pangma. En tranvía…

Un tipo encantador

Un tipo encantador

Un Tipo Encantador – (Marian Keyes)

No se te ocurra ser feliz, Cabrón. Eso fue lo que pensé cuando me enteré. Ni se te ocurra ser feliz

La noticia de la boda de Paddy de Courcy, político carismático, ha causado un gran revuelo en todos los medios. En especial, ha sido una auténtica conmoción para cuatro mujeres.

Lola casi se desmaya. Paddy es su novio… o eso pensaba. Decide marcharse a toda prisa de Dublín para esconderse y curarse las heridas, aislada en una casita en la costa.

Grace, periodista empeñada en descubrir la verdad, persigue a Lola para que le cuente lo que realmente pasó entre ella y Paddy. A él le había conocido hace años y aún conserva muy vivo su recuerdo.

Marnie, hermana de Grace, también puede contar mucho del gran político, su primer amor, pero se niega a hablar. Felizmente casada y con dos hijas preciosas, solo pretende borrarlo de su memoria.

¿Y la chica que está a punto de convertirse en esposa del gran hombre? Tiene toda la pinta de ser la mujer perfecta para un político tan importante… ¿Sabe realmente cómo es ese tipo tan encantador?

Cuatro mujeres muy diferentes. Un hombre guapo, sofisticado, tocado por el éxito. Y un secreto que les une.

Un libro lleno de lágrimas, de risas, de corazón y de vida…

Aullido triste

El aullido triste de un lobo.

Un aullido triste como esa flecha envenenada de idealismo y crueldad, que atraviesa la historia desde la antigüedad surcando un aire doloroso hecho de misteriosos enigmas y paradojas. Una saeta turbia como un Dios, que en 1516 inspiraron griegos y cristianos a Tomas Moro para que este imaginara una isla perdida llamada Utopía, un mundo aterrador y feliz a la vez, un mundo misterioso y opresivo, lleno de pasiones y de dudas, y que halló suelo fértil en generaciones y generaciones de inconformistas que quisieron hacer realidad lo ilusorio de aquel “no lugar”.

Un aullido triste de lobo, como esa flecha que irremediablemente colisiona en el corazón de Tommaso Campanella, que torturado por la inquisición hasta la locura, y sin esperanzas de libertad, escribiera otra Utopía, su Utopía particular llamada “La ciudad del sol”

 Tommaso Campanella – La Ciudad Del Sol