Archivo de la etiqueta: Unión Soviética

Archipiélago Gulag

Archipielago gulag

Archipiélago Gulag – (Alexandr Solschenizyn)

Archipiélago Gulag era el nombre de la red de campos de internamiento y de castigo soviéticos donde fueron recluidos millones de personas durante la segunda mitad del siglo xx. En este monumental documento, Solzhenitsyn, que estuvo confinado en uno de esos campos, reconstruye minuciosamente la vida en el interior de la industria penitenciaria en tiempos de la Unión Soviética, y su disección se convierte en un viaje a través del miedo, el dolor, el frío, el hambre y la muerte, con los que el régimen totalitario acalló toda disidencia. Con este primer volumen, al que le siguen dos más, se inicia la traducción íntegra, por primera vez en nuestro idioma, de este legendario testimonio  –redactado entre 1958 y 1967–  que estremeció los cimientos del totalitarismo comunista.

Con fidelidad sobrecogedora, Alexandr Solschenizyn describe en Archipiélago Gulag el régimen de terror que imperaba en los campos de internamiento y de castigo soviéticos durante el pasado siglo xx. Gracias a su obstinación por restituir aquello que la Historia quiso borrar, Solschenizyn devolvió la palabra a los 227 prisioneros que le brindaron sus testimonios directos y a los millones de personas “a las que les faltó la vida para contar estas cosas”, para dejar constancia de uno de los episodios más lúgubres de nuestro tiempo.

 Escrito entre 1958 y 1967 en la más completa clandestinidad, el primer boceto de la obra fue descubierto por el KGB en septiembre de 1973. En 1974 se publicó en Occidente, como medio de presión desde los países democráticos europeos, y hasta 1990, cuando se publicó parcialmente en la revista “Nóvy Mir“, Archipiélago Gulag estuvo vedado a los lectores rusos.

El Futuro de la Democracia

El futuro de la democracia

El Futuro de la Democracia – (Norberto Bobbio)

En esta obra recojo algunos escritos de los últimos años sobre las llamadas “transformaciones” de la democracia. Empleo el término “transformación” en sentido axiológicamente neutral, sin incluir en el mismo un significado positivo o negativo. Prefiero hablar de transformación más bien que de crisis, porque “crisis” hace pensar en un colapso inminente. La democracia no goza, en el mundo, de óptima salud, aunque, por lo demás jamás gozó de ella en el pasado, si bien no se halla al borde de la tumba.

Dígase lo que se diga, ninguno de los regímenes democráticos nacidos en Europa después de la Segunda Guerra Mundial ha sido abatido por una dictadura, como, por el contrario, ocurrió después de la Primera. En sentido inverso, algunas de las dictaduras que sobrevivieron a la catástrofe de la guerra, se transformaron posteriormente en democracias. Mientras que el mundo soviético se halla agitado por estremecimientos democráticos, el mundo de las democracias occidentales no está seriamente amenazado por movimientos fascistas.

Para un régimen democrático, el hallarse en transformación es su estado natural: la democracia es dinámica, mientras que el despotismo es estático y siempre igual a sí mismo. Los escritores democráticos de finales del siglo XVIII contraponían la democracia moderna (representativa) a la democracia de los antiguos (directa). Pero no habrían titubeado en considerar el despotismo de su tiempo igual a aquel del que habían dado las primeras descripciones los escritores antiguos: piénsese, si no, en Montesquieu y en Hegel y en la categoría del despotismo oriental.

Con razón o sin ella, hay también quienes han usado el concepto de despotismo oriental para explicar el estado de la Unión Soviética. Cuando hoy se habla de democracias occidentales, se hace referencia a regímenes surgidos no más de doscientos años atrás, después de las revoluciones norteamericana y francesa. Pese a ello, un autor muy leído en todo el mundo, C. B. Macpherson, ha creído poder individualizar por lo menos cuatro fases de desarrollo de la democracia moderna desde sus orígenes, en el siglo XIX, hasta nuestros días…

Shosha

shosha

Shosha – (Isaac Bashevis Singer)

El propio autor decribe esta novela como “un relato en que se presentan unos cuantos singulares personajes en circunstancias singulares“. La acción se desarrolla en Varsovia durante la década de los treinta, los años del ascenso de Hitler al poder. El protagonista, Aaron Greidinger, conocido familiarmente como “Tsutsik“, se encuentra sentimentalmente relacionado con cuatro mujeres: Betty, que admira su talento; Celia, mujer casada, mayor que él; Tekla, muchacha campesina, que trabaja como criada en su nuevo piso; Dora, la marxista, una antigua pasión, con la que se reconcilia la víspera de su marcha a la Unión Soviética. Un día de primavera redescubre su pasado en la persona de su compañera de juegos de infancia, Shosha, que es todavía una joven inocente… El posterior destino de “Tsutsik” y Shosha, revelado en un epílogo en Israel, corona esta maravillosa saga de imprevisibilidad humana, autoengaño y humor en medio de la tragedia.

Historia mundial desde 1939

Historia mundial desde 1939

Historia mundial desde 1939 – (Jean Lacouture)

¿Cuáles han sido las consecuencias mundiales de la gran guerra de 1939 a 1945?

En primer lugar, un hundimiento del poderío europeo en general. En vísperas de la guerra, tres potencias dominaban Europa: Alemania con Italia, Francia y Gran Bretaña. Al finalizar la Guerra, Alemania quedó totalmente aplastada, Francia desmoralizada y dividida y Gran Bretaña con graves amputaciones en su poderío. De los escombros de Europa emergieron los Estados Unidos y la Unión Soviética como grandes superpotencias. Por lo que a los demás Estados se refiere, hay que señalar no sólo que se vieron profundamente debilitados al perder muchos de sus mejores hombres en la heroica defensa de su suelo y su libertad (especialmente Gran Bretaña), sino también que los dos grandes imperios, el francés y el británico, se viueron minados al advertir los pueblos de sus colonias que es status colonial tocaba a su fin. Como consecuencia de todo ello se produjo una total redistribución de valores. Europa Occidental, que hasta hacía bien poco había sido dueña del mundo, se habís convertido en una especie de “pariente pobre“. Esto se veía en cierto modo compensado por la sensación que experimentaban los europeos en general de que acababan de enzarzarse en una guerra civil y de que, a causa de la ceguera de muchos de sus dirigentes y de la locura de Hitler y de su grupo, Europa había estado a punto de suicidarse, así omo de arrastrar en un suicidio colectivo al mundo entero,pero que acaso les quedaba la posibilidad de unirse.

Ante el Espejo

Ante el espejo

Ante el Espejo – (Veniamín A. Kaverin)

Veniamín Alexándrovich Kaverin, nacido en 1902 en Pakov (cerca de la frontera con Estonia), es uno de los clásicos de la literatura rusa soviética. A partir de 1921 se dio a conocer con una serie de relatos fantásticos y detectivescos, entre ellos “Maestros y Oficiales” (1923) y “El Fin del Bravucón” (1926), este último sobre el Hampa de Leningrado, y su primera novela “El Escandaloso o las Veladas en la Isla de Vasiliev” datado en 1928. Entre sus obras posteriores, cada vez más cerca a lo que el llama  –el lenguaje hablado, corriente–  y buscando sus fuentes de inspiración en  –el conocimiento de sí mismo-,  en sus propias experiencias, figuran títulos tan famosos en la URSS como “Dos Capitanes” (1938 – 1944), la Trilogía “Libro Abierto” (1949 – 1956), “Un amigo Desconocido” (1957) y “Luvia Sesgada” (1962).

Ante el Espejo” , la novela más reciente de Kaverin, publicada en 1971 en los dos primeros números de la revista “Zviezda” (La Estrella), es una narración epistolar en la que, a través de la correspondencia de dos personajes, la joven Lisa y su amigo el Ingeniero Kostia, aparece como en un espejo la vida y los acontecimientos de la época comprendida entre 1910 y 1932. “El Espejo” nos permite seguir también la evolución interior de los dos protagonistas en sus distintos medios familiares y sociales, ella en la emigración a partir de 1921, ya consagrada a su vocación, la Pintura, y Kostia en la Unión Soviética, convertido en un ilustre Matemático.

La Guerra Civil española

La Guerra civil española

La Guerra Civil española – (Miguel de Amilibia)

La Guerra Civil española fue la primera batalla de la II Guerra Mundial. El hecho de que ya transcurridos tanto años de una batalla tan dura como prolongada, de un encarnizamiento que sacó del español lo mejor y lo peor del hombre, presagió los horrores futuros. Después de hundirse nuestro país en un mar de sangre, aun siguen en nuestras conciencias una guerra fratricida llena de enconos, de sedimentos y recuerdos, cruel y dolorosa, que sus recuerdos nos enorgullecen, nos amargan o atormentan, y que ya es historia igual que lo es la Segunda Guerra mundial. Y que para nuestros hijos y nietos, aprendan de aquella contienda atroz, que no hubo ni vencedores ni vencidos, y por el honor y la memoria de aquellos que cayeron en una tierra que es su sepultura, una historia que debe de ser aprendida y nunca olvidada. Una historia que encierra una terrible lección.

Había tensiones en España, y tensiones en el exterior. El Fascismo era ya dueño absoluto del poder en Italia y Alemania, y de un “ANTI-COMUNISMO RABIOSO“. La Sociedad de Naciones era inoperante. La Unión Soviética había ingresado en ella, y la Alemania Nazi la había abandonado. Fue entonces cuando las alarmadas derechas iniciaron sus contactos con Hitler y Mussoli.

Los trabajadores en España presionaban para que se hicieran realidades sus esperanzas. Las alarmadas derechas conservadoras se aprestaban para la defensa. Había fascistas en España. Los de Jose Antonio Primo de Rivera, los de Onesimo Redondo. Eran la Falange. No tenían electores, no votos, pero sus grupos de acción cometían atentados y asesinatos constantes, provocaban represalias y creaban un clima de inseguridad general. Era la “dialéctica de los puños y las pistolas“. Ya lo dijo Jose Antonio Primo de Rivera el 29 de Octubre de 1933 en el Teatro madrileño de la Comedia:

Y queremos por último, que si esto ha de lograrse por la violencia, no nos detengamos ante la violencia

El Frente Popular estaba representado en las Cortes por 87 diputados de Izquierda Republicana, 39 de Unión Republicana, 36 de Esquerra catalana, 99 socialistas y 17 comunistas. La oposición estaba compuesta por 88 diputados de la CEDA de Gil Robles y los 13 del Bloque Nacional monárquico de Jose Calvo Sotelo. En el Centro Político, se hallaban los 10 nacionalistas vascos de Jose Antonio de Aguirre, confesionales, conservadores, pero comprometidos en la defensa de los derechos del País Vasco. La República tenia como presidente a Manuel Azaña, que había reemplazado a Niceto Alcalá Zamora. El gobierno, formado exclusivamente por republicanos, estaba encabezado por Santiago Casares Quiroga, quien no creía en el levantamiento militar. “No me fastidie usted más con cuentos de miedo, y déjeme en paz“… le dijo Casares al socialista Indalecio Prieto. ¿Juzgaba acaso Casares que los Generales no se iban a levantar?

La “dialéctica de los puños y las pistolas” proclamaba Jose Antonio Primo de Rivera en 1933 pone en marcha su maquinaria de muerte: en 1936 comienza lo que sería el anticipo terrible de la Segunda Guerra Mundial. Cuando en 1939 cae Madrid que “CON EL PLOMO EN LAS ENTRAÑAS“, organizó una defensa Heroica y sin parangón.Las tropas nacionales fundan el poder de Franco. Era la lucha del Frente Popular que, encarnadas en el heroísmo de las masas, intentaron frenar el avance de Franco apoyado por tropas alemanas, italianas, y marroquíes..

La Rebelión del tercer mundo

La rebelion del tercer mundo

La Rebelión del tercer mundo – (Abraham Guillen)

En este libro, Abraham Guillen da una cosmovisión del mundo de nuestro tiempo. Demuestra con hechos, por encima de las ideologías obsoletas, que el imperialismo monetario del dólar ha colonizado financieramente a Europa Occidental, y que la hegemonía monetaria del rublo ha establecido un neo-imperialismo en Europa oriental. En este sentido, el rublo y el dólar se reparten el mundo en “zonas de influencia“, bajo el tratado de Yalta, cuyo “statu quo” imperialista se refleja en la política de coexistencia, entre soviéticos y anglosajones.

La “explosión de la población“, en el Tercer Mundo, sin paralelo aumento de la producción de alimentos, debido al feudalismo residual y al capitalismo de monopolio en los países subdesarrollados, crearán todas las condiciones objetivas y subjetivas, entre 1970 y 1980, para la rebelión masiva de los pueblos africanos, asiáticos y latinoamericanos.

La contradicción Norte-Sur (paises industrializados del hemisferio norte contra países subdesarrollados del mundo), ha sustituído a la contradicción Este-Oeste (URSSUSA),  conciliada por el tratado de Yalta y los acuerdos nucleares, culturales y tecnológicos entre soviéticos y anglosajones.

Pero de todas las contradicciones, la contradicción NorteaméricaLatinoamérica, tiene, en lo inmediato, el destino del mundo en su drama histórico. Una posible guerra entre las dos Américas (“guerrillas” contra “marines“), sería el signo y el destino de las últimas décadas del siglo XX, en el final del Capitalismo.

Aventura en Moscú

Aventura en moscu

Aventura en Moscú – (Cecil Roberts)

Novela de aventuras. Como es usual en las obras de este autor, Cecil Roberts, los ambientes de fondo allí descritos son múltiples. Todos con detalle.
La historia comienza en Venecia, donde, de modo casual, sus protagonistas, una pareja de jóvenes ingleses y una rica norteamericana, ya mayor, se conocen y traban amistad. Luego pasamos a Gran Bretaña, a un idílico paraje rústico, Pilgrim-Cottage; hasta que la trama nos lleva a la Unión Soviética, concretamente al Moscú de los años 20, o sea, los primeros años de la implantación del sistema comunista. Los hechos tienen lugar en invierno, circunstancia que le aumenta el tono a la precariedad allí descrita. Se relata la miseria y escasez, absoluta, de alimentos, medicinas, ropas, etc… y las consiguientes colas, el hambre, y la desolación allí imperantes.

Haig – el americano feo

Haig el americano feo

 Haig, el americano feo – (Victoria Martinez – Ana María Navarro – Manolo Revuelta)

-OTAN, el Golpe. El Salvador, Latinoamérica, España-

HAIG, era la clásica bomba de relojería que siempre tienen los Estados Unidos.
Se sabe poco de él, solo que era el secretario de Estado norteamericano y antiguo jefe de la OTAN. Demasiado poco para la enorme capacidad de decisión depositada en sus “manos” y su influencia en el futuro del equilibrio en el mundo.
HAIG, podía meter a España en la OTAN, crear un nuevo Vietnam en Latinoamérica, o llevarnos a todos a una confrontación abierta entre Estados Unidos y la Unión Soviética en cualquier parte del mundo.

Demasiado poder para un hombre tan ambicioso como loco, y para no estar alerta con él…

El mundo entero escuchó sus palabras por televisión, y sobre todo los norteamericanos. Un hombre de 56 años, ojos azules, y pobladas cejas, apareció en pantalla a esa hora en que todos los trabajadores habían salido de trabajar y las amas de casa están poniendo la mesa.

Eso que en cine se llama un primer plano, y se utiliza para destacar las palabras del actor. Este hombre dijo un poco nervioso y un poco tartamudeánte mientras abría y cerraba los ojos dijo: “AQUÍ MANDO YO“, ” Aquí yo lo controlo todo. Me corresponde el mando mientras no esté el vicepresidente. No ha sido necesaria ninguna otra medida de alerta

No se trataba de un golpe de estado, ni de una toma suicida de la estación de televisión de una república bananera, ni de una película de un militar guapo encabezando un nuevo e ilegitimo gobierno de un país imaginario…

El AQUÍ era la tribuna de prensa del presidente de la Casa Blanca. Y el porqué Alexander Haig estaba allí y no en el hospital como otros hombres de confianza del presidente, se debía a un exceso de celo o a una reacción de pánico de esas que tanto le gusta analizar a Freud.

En un quirófano del hospital George Washington un vaquero solitario convertido en presidente, luchaba con la muerte. Ronald Reagan, el otro protagonista de la película que los norteamericanos estaban viendo mientras estaba siendo operado a pecho descubierto, mientras este individuo por su cuenta y saltándose todos los protocolos estaba tomando el poder.

El país entero estaba pendiente si los cirujanos se atrevían a sacar la bala del pulmón que tenia alojada Reagan, después de parar la tremenda hemorragia.
De Texas salía hacia la Casa Blanca George Bush, el segundo hombre de la Casa Blanca, el hombre destinado para suplir las ausencias del presidente.
Una vez reunidos todos en el gabinete de emergencias en La Casa Blanca, de repente, HAIG se levanta y sale del salón sin dar explicaciones. Un minuto después aparece en pantalla de nuevo y en un primer plano se dirige a la nación diciendo “AQUÍ YO LO CONTROLO TODO“. El ministro de defensa no sale de su asombro. Un gesto de angustia llena su cara de tecnócrata, y dice: “No puedo creer esto. ¿Que hace este hombre y con qué autoridad?… El osado HAIG, continua su mensaje “GOLPISTA” diciendo; “Ciudadanos no pasa nada, ninguna medida es necesaria“.

Caspar Weinberger ya no puede más. Como ministro de defensa ya había alertado a algunas unidades del ejército que estuvieran preparadas para cualquier eventualidad. Cuando HAIG vuelve a la sala del gabinete de emergencias, tras pronunciar el peor y más inoportuno discurso de su carrera política, no solo no da ninguna explicación, sino que presiona al ministro de defensa para que retire la orden de sus tropas por ser una orden “inapropiada“. –Tampoco es apropiado por su parte hacer esas declaraciones por televisión mientras yo estoy al mando de las fuerzas armadas, y estoy intentando resolver esta situación, dijo el ministro.- HAIG le mira y le dice rápidamente: Lo mejor que puede hacer usted es irse a su casa y leerse la constitución, las cosas son así amigo. –A mí me han dicho que yo estoy al mando, dice el ministro de defensa, tengo el mando nacional y soy el titular y la autoridad de Defensa de las Fuerzas Armadas en situaciones de emergencia, en ausencia del Presidente y del vicepresidente-.

La pelea fue interrumpida cuando el ministro del tesoro, y el Fiscal general hablaron sobre la salud y la personalidad del agresor. Todo se interrumpió, cuando alguien dijo que el presidente Reagan venía de camino hacia Washington.

Una vez más los americanos fueron testigos a través de la televisión de como se puede atentar contra un presidente, como anteriormente había ocurrido con otros, y de cómo se incubó y se paralizo un golpe de estado. Por casualidad…

La Vida en Rojo

Libros, Literaturaface-che

La Vida en Rojo – Una Biografía del CHE GUEVARA – (Jorge G. Castañeda)

En “La Vida en Rojo, una biografía del Che Guevara“, Jorge Castañeda desentraña hasta las facetas más recónditas del hombre que marcó el derrotero de varias generaciones.

Símbolo de una época y de sus ideales, Ernesto Che Guevara es analizado aquí a la luz de fuentes y documentos tan diversos cómo polémicos, que nunca antes se habían divulgado. Se perfila así la personalidad del médico argentino cuya vigencia como figura digna de interés, investigación y lectura se deriva directamente de su filiación generacional. Su pertinencia no brota de la obra ni siquiera del ideario guevarista: corresponde a la identificación casi perfecta entre el lapso de la historia y un individuo.

Este libro jamás hubiera visto la luz del día sin la generosa colaboración de decenas de amigos y conocidos, que prestaron su ayuda a una empresa ajena. Y a un sin fin de alumnos que extendieron una gran ayuda a la investigación. Algunas personas desempeñaron un papel clave en el desarrollo de las tesis centrales, o en el acceso a fuentes guardadas en múltiples archivos repartidos en países por todo el mundo. Su contribución particular ha sido tan única y valiosa, que no puede valorarse en toda su dimensión.

Desde el Congo a Bolivia, desde la Unión Soviética a Cuba, desde Argentina a Estados Unidos. Asesores revolucionarios, economistas, funcionarios soviéticos, banqueros, marxistas franceses, latinoamericanos, soviéticos y europeos, funcionarios de Ministerios de Justicia, Militares, escoltas, Secretarios de Organizaciones, Altos cargos de aparatos gubernamentales de múltiples países, combatientes, guerrilleros, miembros de seguridad, dirigentes de partidos comunistas, funcionarios de la KGB, amigas y amigos del CHE, familia, primas, primos, abogados, enfermeras, maestros y maestras, Secretarios de Hacienda, Embajadores, radio-operadores de la CIA, escritores, corresponsales, periodistas soviéticos y de otros estados, familias de compañeros de lucha, funcionarios del PCUS, investigadores, jefes de la CIA en el teatro de operaciones africano, etc…

Una investigación de esta índole requiere necesariamente de una multiplicidad de fuentes y de un trabajo científico altamente organizado. Ninguna fuente es perfecta por sí misma, ni suficiente; todas encierran secretos, enigmas, defectos y lagunas. Incluso las más irreprochables en apariencia, cartas, notas, diarios del sujeto, claves, signos. Ninguna fuente es neutra, tratándose de un tema eminentemente político, todas vienen marcadas. El material ha sido buscado y rebuscado, inédito, en la mayor parte de lo encontrado, que no se sabía que existía, un material y unas fuentes en si mismas de gran valor. Un trabajo arduo, de historiador, de investigador científico. Un segundo valor le es dado de los archivos secretos de los países involucrados, directa o indirectamente, en la vida y muerte del CHE Gevara. Con fotografías inéditas hasta ahora, desde el útero de su madre, hasta su muerte…, y esto es un pequeño inciso de las fuentes, organizaciones, países y personas, que han trabajado para elaborar esta obra, por cuestiones de espacio no pongo todos. Mejor hacerse con este trabajo de investigación de quien ha marcado para siempre a una infinidad de pueblos y personas…