Archivo de la etiqueta: Virtud

El Decamerón

El Decameron

El Decamerón – (Juan Boccaccio)

El Decamerón, escrito entre 1249 y 1353, es una colección de cuentos, quizá la colección por antonomasia de la literatura mundial, y punto de referencia del que han partido desde entonces otras muchas creaciones narrativas.

La obra esta compuesta por cien cuentos que los diez protagonistas relatan cada noche de su retiro en una villa donde se refugian de la peste que asola Florencia.

Cada uno de estos personajes  —siete mujeres y tres hombres—  recrea un singular retrato psicológico, con personalidad bien definida, que sirve para ilustrar los distintos temas que se abordan en cada cuento.

En ellos se dan cita el ingenio, la reflexión, el amor, el erotismo  —de modo sorprendente ha sido considerado este libro como una obra exclusivamente erótica—  la virtud y la fortuna, todos ellos tratados con una magistral técnica de narrador.

Un libro que provocará en el lector tanto la risa como la tristeza, la reflexión y la pasión, el deleite por lo sensual y el respeto por lo sagrado, y que por encima de todo le hará experimentar el verdadero placer de la buena lectura.

El Decamerón es una obra medieval de enorme importancia, de gran valor cultural e histórico. Precursora del Renacimiento, de ideas muy avanzadas para su época. Se respiran aires de libertad, es un “carpe diem” en toda regla. También es un libro feminista, en cierto sentido. Está dedicado a las mujeres. Se reivindican su inteligencia, su ingenio y su sexualidad, su derecho a acostarse (o no) con quien deseen, aunque estén casadas o sean monjas.

En los cuentos predomina el tema amoroso y de deseo sexual. Hay mucho humor, bromas mas que pesadas, burlas a cornudos, destellos de ingenio que ayudan a escapar de una situación apurada, divertidos eufemismos y metáforas sexuales muy graciosas. El sexo es bastante atrevido, se puede encontrar incluso, un trío bisexual, un intercambio de parejas o a todo un convento de monjas compartiendo los favores del mismo hombre. En otros cuentos hay una furibunda crítica anticlerical, se denuncia todo lo que siglo y pico después, provocó la división del cristianismo. 

La Marquesa de Gange

La marquesa de gange

La Marquesa de Gange – (Marqués de Sade)

Donatien-Alphonse-Francois, Marqués de Sade (1740-1814) es uno de los principales escritores franceses de su tiempo, y una de las figuras más proféticas de la Literatura mundial. Sade, que pasa 30 años de su vida en cautiverio, y murió recluido en el Manicomio de Charenton, encarna como ningún otro escritor, la obsesión por la negación del orden religioso y social establecido. Sus obras, escritas en una prosa admirable, de elegancia y concisión clásicas, son casi siempre una feroz sucesión de escenas eróticas y criminales, solo interrumpidas por discusiones filosóficas donde campea el espíritu rebelde del escritor.

Silenciada a lo largo del siglo XIX, la obra de Sade fue redescubierta a primeros de nuestro Siglo, y reclamó en adelante por un igual la atención de pensadores, psicoanalistas y literatos: desde Apollinaire a Breton, Jeann Paulham, Simone de Beauvoir, Pierre Klossowski o Roland Barthes, no han cesado de multiplicarse los estudios sobre la figura de un escritor cuya importancia se acrecienta con el paso de los años.

La Marquesa de Gange (1813), última obra de Sade publicada en vida por el escritor, repite uno de sus temas favoritos: la persecución de la Virtud indefensa por los malvados. Bajo las apariencias de folletín o novela gótica —a menudo de atmósfera prerromántica— es fácil advertir, en la prosa impecable de Sade, un sordo sarcasmo, que convierte la obra en sangrienta parodia de las novelas edificantes que había puesto de moda Samuel Richardson. Visiblemente, Sade gusta de duplicar sus —buenas o malas— artes con la más irónica hipocresía literaria, pero, aunque disfrazado con piel de oveja, el león sigue siendo el león, es decir, el “Divino Marqués“…